No descuidemos el servicio

Estándar

barista-café

El café en Chile es un boom, su consumo ha aumentado, proliferan los baristas con estudios y las cafeterías abren en alta cantidad en el país, motivadas por la creciente demanda que existe por disfrutar de este brebaje.

Años atrás para diferenciarte de la competencia bastaba con un poco de conocimientos, algún cursillo de barista hecho en alguna escuela, cuidado del molinillo, cuidado de la maquina de espressos y latte art. Eso parecía ser suficiente, eso bastaba para tener clientes, desarrollar tu negocio y estar tranquilo.

El paso de los años nos ha enseñado que la tendencia va más allá del conocimiento de algunas áreas: el origen de los granos, su frescura, su correcta extracción y la metodología utilizada para preparar la bebida cobran cada día mas importancia.

Conceptos como “café de especialidad” nos obligan a estar constantemente al tanto de las nuevas tendencias y de las nuevas técnicas utilizadas, tanto para la cosecha del café como para su preparación. El conocimiento que el cliente ha obtenido a lo largo de sus años consumiendo café hacen que, como baristas, tengamos que estar siempre aprendiendo, siempre perfeccionandonos.

Realmente podemos ser grandes baristas, preparar deliciosas bebidas, hacer un latte art casi perfecto, conocer a cabalidad los orígenes del grano y su correcta extracción, ser prácticamente una biblia de conocimiento cafetero ambulante pero sin una correcta atención al cliente todo lo que sabemos no sirve de nada.

Comparen al cantante, al artista o al rockstar con nosotros los baristas. Ellos se deben a su público que compra sus discos, asiste a sus shows y los sigue a todas partes casi idolatrándolos. Así como ellos nos debemos a nuestros clientes, sin ellos no somos nada.

09032012-barista-customer

A veces tenemos que ser psicólogos para escuchar a un cliente con problemas o que ha tenido un día difícil, seamos empáticos. Adelantémonos a sus necesidades, tenemos que ser proactivos; entreguemos la clave del wi-fi antes que el cliente la pida,apenas saque su notebook o tablet de su bolso, fuman en la terraza? llevemos el cenicero, usan azucar? tenemos suficientes servilletas en la mesa? Etc.

Seamos conscientes de que nuestro trabajo no empieza cuando recibimos la orden ni termina en el momento en que entregamos el café recién servido, esto va mas allá.

Sé que quizás hablo de algo ideal pero que bueno sería que todos tuviéramos memoria fotográfica y que cuando ese cliente que estamos cautivando entra de nuevo a nuestro local sepamos inmediatamente que pidió la vez anterior y antepongámonos a su deseo, sorprendámoslo, fidelizemos.

Nunca olvidemos que en ciertos momentos somos baristas, garzones, sicólogos, operadores telefónicos, a veces cocineros, otras veces somos coperos. Los clientes son cada vez más exigentes, ya no basta con saber su nombre y llamarlo por el mismo al momento de entregarle su bebida. Si tenemos atención a la mesa es primordial un trato cordial, hacer contacto visual, verse bien, entusiasmado y feliz, sin una sonrisa forzada obviamente. El cliente agradecerá todos los gestos que hagamos para cautivarlo y fidelizarlo.

Sé que todos podemos tener días difíciles, a veces algo no sale como queremos y nuestros clientes no pueden saberlo, no podemos demostralo visualmente, puede que cueste pero tratemos de dejar nuestros problemas personales fuera de nuestro trabajo. Sobre todo seamos gentiles, nuestros clientes, sus amigos, lo agradecerán. Y den por hecho que volverán.

l_1071_blue-bottle-coffee

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s